Lunes, 17 de mayo de 2010 “Una contractura”


Buenas noches a todos,

Aquí estoy de nuevo tras otro fin de semana maratoniano. Llegué el sábado por la mañana a Madrid, estuve un ratito con los míos y a las cuatro de la tarde ya me encontraba en las carreteras madrileñas dispuesto a retomar la actividad perdida durante aquellos 6 largos días, todo marchaba bien, hasta que aproximadamente en el minuto cincuenta de entrenamiento, cuando me encontraba por Manzanares del Real, volvieron las molestias en el basto interno de mi pierna izquierda… ¡Horror! Los 6 días de reposo habían pasado en balde… por lo que me di media vuelta, cabizbajo y enfadado conmigo mismo, por no haber sido capaz de haber visitado a los fisios en toda la semana…

Llegó el domingo, y allí estaba yo, en la salida de la segunda prueba de esta Copa España. Tras 6 días sin oler la bicicleta, y con el sabor aún amargo del aperitivo de la jornada precedente. El objetivo: “Disfrutar de la carrera” y vaya que si lo hice… no corría ni el km 5 y ya andaba escapado, y así me mantuve durante los primeros 40kms, despilfarrando las pocas fuerzas que tenía… pero disfrutando, porque sabía que no iba a ser capaz de estar en el momento justo en el lugar adecuado, asique por una vez en toda la temporada cambié el chip… y mientras, esperaba el minuto cincuenta y sus molestias. Esta vez, las molestias se hicieron de rogar un poco más, y pude hacer cerca de 70kms sin ningún problema, luego aparecieron… pero no fueron a más asique pude terminar sin problemas la carrera. Más que por la rodilla, los problemas vinieron a causa de la falta de fuerzas, pero bueno… gracias a Mario y nuestro humor pudimos superar los repechos a cola de pelotón y sin más problema.

Ayer llegué de nuevo a Barcelona a ritmo de fuegos artificiales, cláxones, banderas del barça y felicidad en el rostro de la gente. Ayer en Barcelona se olvidó todo, hasta la crisis, se olvidó todo por el fútbol… a mi parecer una pena, pero bueno, es una opinión nada más.

Hoy, como os podréis imaginar lo primero que he hecho ha sido visitar a Marta, -la fisioterapeuta que me suele tratar en el CAR-  y me ha descubierto una contractura del tamaño de un camión… Alucinante, aún me duele la pierna. Después he hecho un poco de turbinas -8 minutos con las piernas en remojo a una temperatura de unos 8 grados- , 30 minutillos de rodillo, un poco de estudio para el último examen de este curso… y listo que estoy ya para dormir.

Por lo que espero poder entrenar ya con normalidad y tranquilo, sabiendo que las molestias tienen su origen en una contractura. El miércoles volveré a visitar a Marta. Mientras, empezaré a acumular horas poco a poco. Creo que Besaya aún está a nuestro alcance.

Gracias por vuestro tiempo para leeros esto, escribiré otra vez esta semana seguro. Le estoy empezando a coger el gusto… jajja

Un saludo grande a tod@s.

 

Anuncios

Publicado el mayo 17, 2010 en Blog. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: