Lunes 24 de mayo de 2010. “Training Camp”

Buenas tardes a todos!

Como ya os avancé la semana pasada, estoy aquí, en el Puerto de Navacerrada a 1800 metros de altitud, para afrontar esta semana dura de entrenos y de estudios puesto que el Besaya y la selectividad están  la vuelta de la esquina.

Salí esta mañana de Barcelona-Sants a las 7:00 de la mañana. En poco menos de tres horitas estaba por Madrid. A las 11:30 he ido a visitar a mi preparador, me ha dado entrenos nuevos, hemos realizado como de costumbre el seguimiento antropométrico y para sorpresa mía estoy igual que hace tres semanas. Desde allí mismo, sin pasar por casa me he subido ya al Puerto para comer.

El hotel es una pasada. Estoy solo, aunque creo que mañana vendrá Arkaitz Durán del Footon. Las instalaciones son muy nuevas y está todo muy cuidado. En lo que a las comidas se refiere se adaptan a ti, te hacen el menú que quieras, y encima el hotel posee una zona de SPA con Jacuzzi y Sauna, que para recuperarse de los entrenos viene de lujo. En conclusión, mejor imposible.

Una vez instalado por aquí, sobre las cinco de la tarde me he cogido la bici y he realizado el entreno que me tocaba hoy. Dos horas de paseo que me han sabido genial, entrenar aquí arriba es entrenar en otro mundo. Empezando por la temperatura que ha estado rondando todo el rato los quince grados –he vuelto a salir de largo después de mucho tiempo- , por los paisajes que son espectaculares, y por el aire, que tiene un olor  peculiar que me encanta.

Si a todo esto le sumas a que se puede completar un entreno íntegro a casi 2000 metros de altura rodando por carreteras llanas sin apenas tráfico, y con tres puertos como son: Navacerrada, Siete Revueltas y Cotos (todos ellos de primera categoría) aquí mismo… pues esto es el paraíso.

Las sensaciones en el entreno han sido buenas. He recuperado bien de la carrera de ayer, dónde por cierto, sufrí lo que no sabe nadie… cómo eché de menos el puntito que tenía antes de la lesión. Pero bueno, al final, creo que salvamos el día con nota.

Por lo demás, genial. Estoy muy motivado, con muchísimas ganas de entrenar y de hacer las cosas bien… no sé, me siento feliz. Además ayer me enteré de que el día cuatro de junio marcharé con la Selección Española a Italia, a disputar dos pruebas de un día cerca de Varese, asique la cosa no puede ir mejor.

Bueno amigos es hora de ir a dormir, que hoy madrugué (madrugamos) mucho, y descansar es tan importante como entrenar.

Espero que os hayan gustado las fotos.

Un saludo muy fuerte a tod@s.

 

Anuncios

Publicado el mayo 24, 2010 en Blog. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: