Martes, 25 de mayo de 2010. “Primer día en altura”


Buenas noches a todos, por aquí estoy otra vez…

Bueno, llevo ya algo más de 24 horas por aquí arriba, y la verdad es que estoy super a gusto. Seguro que algunos pensareis que menuda moral para venirse a un hotel una semana solo… pero para que engañarnos, estoy muy bien. Este hotel es una pasada, el personal es muy agradable, las habitaciones están genial y el entorno para entrenar es insuperable. Así que voy a contaros mi día de hoy…                  

Me he levantado a las 08:55, a las nueve estaba desayunando… unas tostadas, zumo de naranja, cereales, colacao… un desayuno en toda regla. Me he subido a la habitación a reposar y a las diez y media he cogido la bici. Tenía tres horas de entrenamiento, y no me apetecía bajar ninguno de los puertos para rodar por abajo, por lo que me he quedado entrenando por  aquí arriba, por la carretera que va de Navacerrada a Cotos y a Valdeskí. Son unos ocho kilómetros y medio ida y otros tantos vuelta, prácticamente llanos. Es un poco “rallante” porque para hacer tres horas hay que dar unas 6 vueltas, pero bueno es lo que hay, creo que en pocos sitios se puede entrenar tantos kilómetros a 1800 metros de altura.

El entreno ha consistido precisamente en eso, en dar unas 6 vueltas. Me han salido 107 kilómetros a una media de 34 kilómetros hora. Me he encontrado muy a gusto, vuelvo a ir rápido. Lo malo ha sido el tiempo, puesto que cuando he salido la temperatura apenas superaba los ocho grados, hacía un aire muy fuerte y la niebla se ha apoderado por momentos del puerto. He estado a puntito de bajarme al valle del Lozoya, pero al final ha escampado y se ha quedado un día buenísimo. He hecho todo el entrenamiento solo, excepto los últimos 7 kilómetros que los he hecho acompañado de las chicas de la selección española, que están concentradas en la Granja.

A las 14´15 he comido, he visto la etapa del Giro, y después me he pasado por la zona SPA del hotel. Más tarde he hecho el intento –fallido- de estudiar. Y a las 19´00 me han venido a buscar para recoger mi nueva bici de crono… me ha encantado ¿a vosotros? Mañana mismo a la tarde rodaré un ratillo con ella. Estoy deseando.

Por último, como ya os avancé ayer, ha llegado Arkaitz Durán del Footon, es un chaval simpatiquísimo. Hemos cenado juntos y hemos quedado mañana para entrenar. Otra nueva oportunidad de aprender. En conclusión… no me puedo quejar de nada. Estoy disfrutando.

Bueno, me voy a dormir que ya son horas. Os espero mañana a la misma hora por aquí, y gracias de nuevo por vuestro tiempo.

Un saludo a tod@s.

 

Anuncios

Publicado el mayo 25, 2010 en Blog. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: