Domingo, 30 de mayo de 2010. “Memorial J.B Llorens, persiguiendo desde el km 0

Buenas noches amigos,

Os escribo desde Terrassa y con una paliza importante en las piernas. Menuda carrerita, como os comentaba ayer, me desplacé hasta la Comunidad Valenciana, concretamente hasta Villa Real, para disputar la última prueba de la Copa España.

Hemos dormido alojados en un hotel de Castellón, a las siete de la mañana sonaba el despertador y bfff… he dormido fatal. Hasta las 2 y media de la mañana no pegué ojo a causa de no sé el qué… si el calor, que estaba muy cansado o los ronquidos de Cuberillo jajja (Es broma). Pero vaya que ni con 5 horas dormidas me he despertado.

Hemos desayunado un poquito de tortilla francesa, jamón york, queso y lo mejor, que para algo estábamos en Valencia, un zumito de naranja natural.

A las 08:30, estábamos en el punto de partida de carrera, que si control de firmas, presentación, un poquito de crema para las piernas, estiramientos … en fin la rutina de siempre.

A las 10´00 se daba el banderazo de salida. Y comenzaba mi calvario… no llevábamos ni un kilómetro de carrera cuando he reventado la rueda delantera… entre que ha llegado el coche, he quitado la rueda, y he puesto la nueva… he perdido fácil 40 segundos que se me han hecho eternos. Así que mal empezaba la cosa… yo que quería resguardarme durante la primera parte, porque era consciente de que llegaba fatigado… los primeros 6 kilómetros han sido como si fueran una crono.

He enganchado, y bfff… las piernas pesaban mucho. Aún así, cuando restaban 500 metros para coronar el primer alto del día lo he probado junto a Oscar Hernández, el a la postre vencedor de la prueba, pero durante la subida al siguiente puerto del día “L´Alt d´Eslida” me han neutralizado, y me las he visto para aguantar con el grupo cabecero, de hecho me he quedado en un segundo grupo. En la bajada nos hemos reagrupado y a penas quedábamos 30 de las 140 unidades que habíamos tomado la salida.

Finalmente, cuando solo restaba un puerto, me he visto obligado a ceder del grupo… no se sí ha sido el calor o qué, pero lo he pasado realmente mal. Por suerte, en la bajada he podido volver a enganchar. No ha sido fácil, y me llevo que hoy he aprendido a sufrir atrás. Porque cuando estás delante es muy fácil puesto que estás luchando por la carrera, pero cuando vas detrás no es tan fácil. Así que buena enseñanza la que me llevo de hoy.

Al final, he acabado en la posición 23º, formando parte del primer grupo que ha llegado a meta.

Para los que seguís el blog de manera asidua, no hace falta que os explique el motivo de este día tan regular. Para los qué no, en mi opinión ha sido que estaba fatigado a causa de estas dos últimas duras semanas de entrenamiento. En cualquier caso, dejando el dolor de piernas a parte, creo encontrarme muy bien. Y una vez descanse esta semana, espero hacer una digna actuación tanto en Italia la semana que viene como en Besaya dentro de tres. Estoy muy motivado y con mucho hambre de bici… hummm, como me gusta esto.

Bueno amigos, gracias por leeros una vez más mi blog.

Un saludo a todos!

 

Anuncios

Publicado el mayo 30, 2010 en Blog. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: